A Glimpse of Beauty - Street Art in Linares

02:45:00





Read in english  Leer en español     

Caluroso, sucio y aburrido.
Según Isa, no hay otra razón que su familia para visitar su ciudad natal de Linares en Andalucía. Ante una taza de café con hielo, su amigo pinta una imagen incluso más triste de ésta ciudad. De los aproximadamente 70.000 habitantes antes de la crisis de 2008 ahora quedan apenas 50.000. Los jóvenes han tenido que irse en busca de trabajo y los que se quedan intentan recuperarse como pueden. Las cicatrices de la crisis son visibles por todas partes, los terrenos vacíos se ven las calles como dientes que le falten a una sonrisa. Numerosos proyectos han sido abandonados, multitud de edificios olvidados a medio hacer. Linares es el tipo de ciudad en el que se puede ver y sentir claramente el daño que las apuestas de la élite financiera han hecho a los ciudadanos, sus repercusiones, incluso tras ocho años.  

Un proyecto de construcción abandonado. El cartel promete su finalización en 2014.
Lo que ninguno de los dos me contaron es que Linares es también el hogar de uno de los artistas con más talento del mundo. Los trabajos del graffitero Belin van más allá de lo fascinante, y eso viene de alguien que ha crecido en Berlín. Aunque ha alcanzado renombre y cierta fama a nivel global, sigue viviendo aquí, donde continúa produciendo increíbles piezas en las maltratadas paredes de su ciudad. 


 Hubo intentos por su parte de establecer un centro cultural en uno de las viejas fábricas abandonadas, que ya son hogar a algunas de sus piezas, así como de otros muchos artistas urbanos. Pero como tantas cosas, la falta de dinero para poyar estos lugares llevó a su cierre. Nos tenemos que colar por un agujero en la valla para poder admirar estas piezas. Los únicos que disfrutan el área ahora son un grupo de atletas que practican calistenia en unas barras.


 



The failed efforts of setting up a cultural centre in an abandoned factory
En nuestro recorrido por las calles nos encontramos con imágenes impresionantes, muchas creadas como parte de un concurso de graffiti y casi todas en sorprendente buen estado. Es evidente que las gentes de Linares respetan estas piezas de arte público.
  



 Terminamos el tour en esta pieza: “Haz posible lo imposible”, con el retrato de su hijo. Me sigo preguntando si el arte urbano es capaz de hacer precisamente eso. O si es, quizás, una salida soñadora y creativa a entornos grises.


Haz posible lo imposible



You Might Also Like

0 Comments

Popular Posts

Like us on Facebook